Artículo 17º.- Elección de especies

Cada Municipalidad deberá definir las especies permitidas, prohibidas y de manejo especial a través de sus respectivos Planes Comunales de Arbolado Urbano, de acuerdo a las condiciones climáticas particulares de cada comuna. Para la elección de especies prohibidas y de manejo especial, se deberán tomar en cuenta los siguientes criterios:

  1. Especies vulnerables a presentar problemas sanitarios, o al ataque de plagas e insectos;
  2. Especies con elevado requerimiento hídrico;
  3. Especies que requieran demasiado mantenimiento;
  4. Especies con presencia de espinas en zonas de uso público;
  5. Especies sensibles a la contaminación atmosférica;
  6. Especies de ramas frágiles y débiles.

Todo plan o programa de arborización urbana implementado en una comuna, deberá cumplir con los siguientes requisitos:

  1. Un mínimo de 10 especies arbóreas diferentes;
  2. Más del setenta por ciento (70%) del total de ejemplares ser de especies nativas, privilegiando el uso de especies originarias a la zona o ecorregión en que se encuentra la comuna;
  3. Más del setenta por ciento (70%) del total de árboles ser de especies de hoja persistente.

Estará permitido plantar árboles frutales en propiedades privadas, en espacios comunes de copropiedades, y en terrenos municipales destinados a equipamiento vecinal tales como sedes vecinales o centros comunitarios, sólo si los vecinos se responsabilizan de la cosecha de la fruta.

Se considerarán especies prohibidas para todas las áreas urbanas de las comunas del país aquellas que por su toxicidad, condiciones mecánicas desfavorables o transmisión excesiva de fitopatologías o alérgenos, puedan presentar riesgos a la población: Acer negundo, Acer pseudoplatanus, Cedrus libani, Eucalyptus globulus, Nerium oleander, Pinus radiata, Platanus orientalis, Robinia pseudoacacia, Sophora japónica, Ulmus sp.

Descarga propuesta completa (.pdf)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.