Artículo 4º.- Atribuciones y Obligaciones del Ministerio de Agricultura

Al Ministerio de Agricultura le corresponderá proponer al Presidente de la República las modificaciones que esta ley requiera para avanzar hacia el objetivo global de desarrollo de ciudades sostenibles. Para ello, deberá coordinar acciones con otros Ministerios y/o instituciones públicas y privadas que por sus funciones inciden directa o indirectamente en el manejo del arbolado urbano, tales como Ministerios de Vivienda y Urbanismo, del Medio Ambiente, Energía, de Bienes Nacionales, entre otros; asimismo, podrá consultar a las asociaciones gremiales, organizaciones no gubernamentales e instituciones privadas ligadas al ámbito ambiental, urbano, o referidas a las ciencias forestales, llevando para el efecto un registro de su participación en esta materia.

Le corresponderá, también, promover y poner en práctica a nivel nacional la formulación de una política pública integral en materia de gestión del arbolado urbano y que contemple todo su ciclo de vida, aportando con estudios y conocimientos que permitan capacitar a funcionarios públicos y entes privados en las acciones concernientes a la planificación y manejo sustentable de los árboles urbanos, mediante la promoción de procedimientos, métodos y técnicas que generen el menor impacto negativo posible en la vida de los árboles. En ese sentido, será de su responsabilidad actuar como ente consultivo y de asesoramiento a los distintos Órganos de la Administración del Estado y las Municipalidades, para que éstos puedan llevar a cabo una correcta gestión del patrimonio arbóreo.

Del mismo modo, será responsabilidad del Ministerio facilitar la participación de la sociedad civil en la planificación de la escala nacional. Para ello, creará un Consejo Consultivo del Arbolado Urbano, presidido por el Ministro de Agricultura e integrado por: un académico universitario del área de las ciencias forestales y otro del urbanismo; dos representantes de organizaciones no gubernamentales sin fines de lucro ligadas al ámbito del arbolado urbano; un representante de la Asociación chilena de Municipalidades; el Director Ejecutivo de la Corporación Nacional Forestal; el subsecretario de Vivienda y Urbanismo; y un representante del Consejo Nacional de Desarrollo Urbano. Los Consejos serán designados por el Ministro de Agricultura y durarán 3 años en sus funciones. En todo caso, no recibirán remuneraciones o dieta alguna por su participación en el Consejo. En caso de ausencia o impedimento del Ministro, será reemplazado por el Subsecretario de Agricultura.

El Ministerio promoverá, además, campañas educativas destinadas a la transmisión de conocimientos, hábitos y conductas que tiendan a la protección, valoración y cuidado del árbol. En ese sentido, coordinará con el Ministerio de Educación la incorporación de contenidos en el proceso educativo, en sus diversos niveles, referidos a la valoración de los árboles urbanos como seres vivos vegetales que forman parte importante del ecosistema urbano, así como su significado para la calidad de vida de la sociedad y sus ciudadanos.

También será responsabilidad del Ministerio la elaboración de normas técnicas de carácter general para el manejo del Arbolado Urbano, definiendo los métodos y procedimientos más idóneos para la protección y preservación de la estructura de los árboles urbanos públicos, para que éstos sean aplicados en la implementación de los respectivos Planes Comunales de Arbolado Urbano por parte de las Municipalidades.

Del mismo modo, será labor del Ministerio de Agricultura la fiscalización de las Municipalidades en el cumplimiento de las labores que a ellas les compete en la aplicación de la presente ley.

Descarga propuesta completa (.pdf)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.