Artículo 9º.- Responsabilidad de privados sobre los árboles urbanos

El propietario de un inmueble o quien lo utilice a cualquier título, estará obligado a mantener y conservar los árboles plantados en su propiedad, siendo responsable por todos los daños y perjuicios que causen sus árboles a terceros.

Asimismo, será responsable de cuidar los árboles urbanos públicos ubicados en la acera frente a su inmueble, además de regarlos debida y suficientemente durante los meses de primavera y verano, debiendo además mantener los alcorques de libres de maleza y de elementos que impidan la infiltración de aguas lluvias o de riego, y deberá además evitar o denunciar cualquier acción que les cause daño. Se tomarán en cuenta para este efecto las líneas de prolongación de los deslindes de la respectiva propiedad.

Se entenderá por frente hasta el borde de la calzada de calles, caminos y vías públicas, y el borde de áreas verdes, cuando corresponda.

En el caso de que un propietario o quien ocupe un inmueble quiera plantar un árbol en el espacio público, deberá solicitar una autorización municipal. La Municipalidad prestará asesoría al solicitante en lo que respecta a la elección de especies más adecuadas para el lugar.

Descarga propuesta completa (.pdf)

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público.