Preocupación por estado fitosanitario del arbolado urbano en Temuco

MEDIOAMBIENTE. Colegio de Ingenieros Forestales solicitó al Consejo Regional la opción para que los municipios postulen a recursos y elaboren sus catastros.

A la espera de que sea tramitada la nueva Ley del arbolado urbano –anunciada por el ministro Antonio Walker el pasado 28 de junio bajo el nombre “Ley arbolito“-, el Colegio de Ingenieros Forestales de La Araucanía (Cifag) mostró su preocupación por la serie de podas radicales realizadas durante la última temporada a diversas especies arbóreas de Temuco, las que -según indicaron- han sido ejecutadas sin criterios técnicos.

“Pensábamos que se habían detenido estas mutilaciones en Temuco, pero seguimos viendo imágenes horrorosas. Estas intervenciones tienen, en común, que no cuentan con ningún tipo de orientación técnica, provocando la muerte del árbol en un tiempo acelerado”, explica Rodrigo Gutiérrez, presidente del Cifag, agregando que incluso se han efectuado mutilaciones en septiembre.

“Se han advertido podas a poco empezar la primavera, cosa que no se debe hacer nunca, porque los árboles empiezan su proceso vegetativo, empiezan a despertar. En este proceso, hay traspaso de savia, y es más fácil que le entren componentes dañinos, como bacterias”, advierte Gutiérrez.

Las intervenciones más cuestionadas son realizadas por particulares y por empresas externas contratadas por la Compañía Eléctrica General (CGE), las que son facultadas por la Ley General de Servicios Eléctricos (Art. N° 218 y N° 222), y por el Reglamento de Instalaciones Eléctricas de Corrientes Fuertes, en su artículo 111, indicando que “los árboles que están en la proximidad de líneas aéreas en conductor desnudo, deben ser o bien derribados o bien podados suficientemente para no exponer esas líneas a un peligro”.

Solicitan Catastro

Gutiérrez explicó que poco se logra con registrar casos a diario, si a la fecha no existe un catastro actualizado que indique, por ejemplo, el número de especies dañadas, su estado fitosanitario, y en efecto, el impacto en la merma de los servicios medioambientales que entregan a la comunidad.

“No sólo se daña el árbol, sino que la autoestima de las personas que buscan en los árboles servicios ambientales como sombra en verano, retención de partículas, fijación de Co2, entrega de oxígeno, aislación del ruido, polvo y otros tantos. Al respecto, solicitamos al Consejo Regional la opción que los municipios puedan postular a recursos para poder realizar un catastro, un inventario de árboles”, anunció el presidente del Cifag.

Frente a la propuesta que se encuentra en tramitación, el consejero regional por Temuco y Padre Las Casas, Daniel Sandoval, indicó que “en la comisión de Medio Ambiente queremos implementar junto al municipio y organizaciones de la sociedad civil, una política regional para poner recursos y capacitaciones, a fin de ir en dirección de la conservación del arbolado urbano”.

Por su parte, el jefe del Departamento de Aseo y Ornato de la Municipalidad de Temuco, Emilio Jaramillo, valoró la iniciativa y destacó que de manera complementaria, cada año el municipio entrega a la comunidad 6 mil árboles para reforestar la ciudad.

“Esta propuesta es muy reciente, pero de todas maneras, se está proyectando contar con un catastro, así podríamos tener un análisis personalizado de cada árbol, altura, grosor, edad, y si está vigente o no, esa es la idea”, dijo Jaramillo.

Fuente: